Mitologias
  Draconianos Sivak
 



DRACONIANOS SIVAK

     Los sivak son draconianos salvajes y cambiaformas derivados de los huevos de los dragones plateados. Se hallan entre los draconianos más poderosos, los segundos tras sólo los aurak.
     Los sivak tienen relucientes escamas plateadas y ojos negros. Miden hasta tres metros de altura, con lo que son la más grande de las razas draconianas. Emiten un leve olor que es una mezcla entre metal caliente y humo. Los sivak raras veces llevan armadura, pero a veces llevan fluyentes capas y decorativas bandas de metal en tomo a sus brazos, piernas, cuello y cola. Los sivak son los draconianos más grandes y recios. Son la fuerza de élite de los ejércitos dragoniles, tropas de choque que llevan poderosos mayales y espadas de dos manos. Aun así, como los kapak, necesitan ser dirigidos. Sus pequeñas mentes tienen problemas en urdir planes a largo plazo y elaborar tácticas. Nacidos de los huevos de los dragones plateados, los sivak relucen como monedas pulidas. Sus ojos, sin embargo, son oscuros, tan negros como sus corrompidas almas. Su gran fuerza los convierte en buenos voladores, y cuando despliegan las alas durante el día, el brillo de sus escamas es deslumbrante.
     Los sivak pueden correr y planear como la mayoría de las otras razas draconianas, pero son únicos en su habilidad de volar. Son extremadamente ágiles en el aire, tan maniobrables como los dragones y casi tan rápidos.
Combate
     Como la mayoría de draconianos, los sivak disfrutan con el sufrimiento de otros, pero los sivak son particularmente desagradables; ninguna víctima es demasiado pequeña o demasiado débil para ser victimizada por un sivak Los sivak trabajan especialmente bien en equipo, defendiéndose unos a otros contra los ataques inesperados y rodeando a sus oponentes para asaltarlos desde todos lados. Los sivak no luchan imprudentemente. A menos que les sea ordenado por un lider fuerte, no se lanzarán a la batalla cuando las posibilidades contra ellos sean altas, ni se aventurarán en un área cuando sea posible una emboscada. Se niegan a luchar hasta la muerte, y vuelan a la seguridad si la batalla se vuelve contra ellos.
     La flexibilidad de movimientos de los sivak les proporciona una importante ventaja táctica. Pueden avanzar a toda velocidad a cuatro patas, planear en silencio desde una altura, o atacar desde el aire. Muchos oponentes no estan familiarizados con la existencia de draconianos voladores, lo cual proporciona a los sivak la ventaja adicional de la sorpresa: por ejemplo, un sivak que cargue a cuatro patas puede alzarse de pronto por los aires y caer sobre su oponente desde atrás.
     Los sivak son también poderosos cambiaformas. Cuando un sivak mata a un oponente de su mismo tamaño o más pequeño, puede adoptar la forma de la víctima. No gana los recuerdos, experiencias o uso de conjuros de su víctima y, como todos los draconianos, sigue irradiando magia, pero su apariencia y su voz son réplicas exactas de las de la víctima. Un sivak puede permanecer en esta nueva forma durante tanto tiempo como desee. Un sivak puede cambiar de vuelta a su forma normal en cualquier momento, pero no puede volver a cambiar de forma hasta que mate a otra víctima.
     Los sivak utilizan su habilidad cambiaformas para explorar o espiar en tierras hostiles a los draconianos. Un sivak con la forma cambiada puede penetrar profundamente en una fortaleza enemiga, o puede observar en secreto a unos enemigos humanoides. Un sivak con la forma cambiada puede secuestrar a un oponente, destruirlo, luego cambiar a la forma de su víctima.
     Los sivak atacan con ambas garras y con sus largas y pesadas colas. También utilizan una amplia variedad de armas, incluidas espadas largas, espadas de dos manos, hachas de batalla y lanzas. Un arma favorita es una espada de diseño sivak con muescas en púa en cada lado. Los sivak usan también armas mágicas siempre que están disponibles.
     Lo que ocurre a un sivak cuando muere depende del tamaño de quien lo mate. Si el que lo mata es un humanoide del mismo tamaño o más pequeño que el sivak, el sivak muerto cambia su forma a la de quien lo ha matado. Permanece en su forma muerta durante tres días, tras cuyo lapso se descompone en hollín negro. Si el que lo mata no es un humanoide o es un humanoide más grande que el sivak, el sivak estalla de inmediato en llamas al morir, causando lesiones a todos los que se hallen dentro de un radio de tres metros.
Hábitat/Sociedad
     Las bandas sivak suelen encontrarse en cuevas protegidas de montaña. Los sivak no son particularmente ambiciosos. Toman decisiones por consenso y pasan la mayor parte de su tiempo acechando a los viajeros. Disfrutan con todo tipo de juegos, y apuestan dinero, comida, alcohol o prisioneros en interminables partidas de cartas y dados. Aprovechan cualquier oportunidad de robar objetos mágicos, y se sienten inclinados también hacia las gemas y las joyas.
     Los sivak desconfían de otras razas draconianas y en general las evitan. A veces se alían con poderosos líderes aurak o se unen a una banda de kapak para divertirse matando algunos baaz. A los sivak les encantan las bebidas alcohólicas fuertes pero, como los baaz, el alcohol no les causa ningún efecto significativo en su habilidad para luchar. Los sivak comen virtualmente cualquier cosa, y sienten una debilidad especial hacia la carne de elfo.

 
   
                               

 

 
  Total visitantes 148293 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=