Mitologias
  Mitologia Baganda
 



Mitología Baganda

Gulu

En la mitología Baganda: En un principio, la tierra estaba habitada por Kintu, el primer hombre, que vivía con una vaca de la que obtenía alimento. El cielo estaba habitado por Gulu, el Señor del cielo, que vivía con sus hijos e hijas. Un día, Nambi, hija de Gulu, andaba por la tierra con otros de sus hermanos y se encontró con Kintu. Nambi y Kintu se gustaron y decidieron vivir juntos. Para ello, Nandi pidió permiso a su padre, a quien la idea no le gustó. Para conocer la valía de Kintu le sometió a cuatro pruebas antes de consentir que se casara con su hija.  Gulu encerró a Kintu en una cabaña donde había tanta comida como para que comieran cientos de personas, y le dijo que tenía que acabar toda esa comida. Kintu comió mucho, y cundo ya no pudo más ocultó el resto en un agujero en el suelo y Gulu comprobó que no quedaba ya comida. Entonces, Gulu le dio un hacha de cobre y le dijo que tenía que partir rocas como si fuera leña. Kintu encontró una roca resquebrajada y acabó de descuartizarla hasta que los trozos parecías astillas. Como tercera prueba le dio una vasija de barro y le pidió que la llenara con agua de rocío. Mientras se desesperaba pensando en cómo llenarla, Kintu levantó la tapa y encontró la vasija llena. Finalmente, Gulu robó la vaca de Kintu y mientras éste la buscaba, una abeja le dijo a Kintu que su vaca estaba entre el ganado del tercer rebaño de Gulu. Kintu reconoció a su vaca y la recuperó pero además, la abeja le indicó varios becerros que eran hijas de su vaca y también se las llevó. Sólo entoneces Gulu consintió que Nandi se fuera a vivir a la  tierra con Kintu, pero les  aconsejó que se marcharan en secreto para que Walumbe, hermano de Nambi no se enterara pues de  enterarse no les llevaría más que desgracias. Nambi y Kintu tomaron sus vacas, una cabra, una gallina, un ñame y un plátano y se marcharon. Mientras ellos descendian, Nambi se dió cuenta de que había olvidado traer el mijo para alimentar a la gallina. Nandi le dijo a Kintu que tenía que volver para recoger el mijo y, aunque éste se opuso, ella volvió por el mijo. Encontró a Walumbe quien insistió en acompañarles a pesar de la oposición de Nambi y Kintu. Poco tiempo después, tuvieron  hijos y un día, Walumbe fue a casa de Kintu y le  pidió a su cuñado que le diera un hijo para que le ayudara con los quehaceres en su casa. Pero recordando lo que Gulu les advirtió, Kintu se opuso y Walumbe se marchó enfadado ante la negativa de Kintu. Esa misma noche, Walumbe fue a casa de Nambi u Kintu y  mató a uno de sus hijos. Entonces, Gulu envió a la tierra otro de sus hijos, Kayikuuzi, para que obligara a Walumbe a volver al cielo. Kayikuuzi intentó convencer a Walumbe para subir al cielo pero éste no quería y Kayikuuzi decidió capturarle por la fuerza. Se entabló una gran pelea entre ellos y cuando Walumbe estaba a punto de ser dominado escapó y desapareció en la tierra.   Kayikuuzi lo persiguió y excavó grandes agujeros en la tierra para encontrarlo. Cuando Kayikuuzi descubrió donde se escondía, Walumbe se escapó de la tierra. Se dice que las cuevas que se encuentran en Ttanda Ssingo son algunas de las que excavó Kayikuuzi.

 
  Total visitantes 167952 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=