Mitologias
  Historia de Krynn: Era del Poder
 

Era del Poder

     El final de la Tercera Guerra de los Dragones trajo el comienzo de una época dorada. Aunque llena de cicatrices, las tierras fueron al fin libres de la amenaza de los dragones. Ergoth, sin embargo, nunca volvería a alcanzar la gloria de su perdido imperio.
     Este periodo, llamado Era del Poder, fue bien detallado comenzando con el reinado de Karthay Pah en Istar, que ordenó guardar una crónica de la historia. Los escribas de esa era grababan los sucesos del día en discos de oro (si mencionaban a Karthay Pah) o de plata (si no lo hacían), almacenándolos en anillos en la tesorería. Dos siglos después del reinado de Karthay Pah, un escriba viajó de Palanthas a Istar y empleó tres décadas en transcribir los discos a pergaminos. Al acabar, volvió con sus escritos a la Gran Biblioteca de Palanthas.

1100 a 800 AC: Fundación de y Apogeo de Istar.

Las tribus del confín más oriental de Ansalon, hasta ahora un atajo de bárbaros pendencieros, empiezan a parlamentar entre ellas. Al fin, el Consejo de Istar establece un gobierno unificado. Istar comercia con Solamnia.

 

1100 a 800 AC: Apogeo de Solamnia.

El hijo, nieto y otros descendientes de Vinas Solamnus perpetúan la dinastía que él fundó. Ergoth depende cada día más de Solamnia en lo que atañe a protección y tráfico de mercaderías.

1000-800 AC: Resurgimiento de Thoradin
Los enanos de Thorbardin reabren Thoradin, expulsando a unos pocos ocupantes ogros. La proximidad de Istar convierte a Thoradin en un importante centro de manufacturas, suministrando armas, monedas y herramientas a Istar.

1000 AC: Alianza Kender
Hylo se alía con Solamnia.

980 AC: Thorbardin Abre Kaolyn
Solamnia concede a Thorbardin los derechos sobre minería en las Montañas Garnet, agradecida por la ayuda de los enanos en la reciente Guerra de los Dragones. Los enanos excavan la ciudad de Garnet y encuentran el reino de Kaolyn. Sus minas completan un triángulo de comercio entre Garnet, Thorbardin e Istar, con Thoradin como centro.

967 AC: El Arbol de la Vida de los Hylar
El clan Hylar de Thorbardin comienza a trabajar en la ciudad de Zakhalax, o el Árbol de la Vida.

948 AC: Aparición de los Enanos de las Colinas
Thorbardin funda Hillow, un reino exterior Neidar (enano de las colinas)

940 AC: Aislamiento de los Elfos
Unas refriegas fronteriza entre la floreciente nación istariana y Silvanesti ponen de nuevo en peligro la patria de los elfos. Con el concurso de Solamnia, éstos últimos persuaden a Istar de que añada su firma a las que ya figuran en el Tratado de la Vaina de Espada. Silvanesti e incluso Qualinesti crecen cada vez más aislados.

910-825 AC: Las Guerras de los Ogros
Los exiliados ogros se unen para expulsar a los enanos de Thoradin, los cuales piden ayuda a los Caballeros de Solamnia. En los montes Khalkist -centro de Ansalon- unas bandas de saqueadores ogros arrasan los llanos de Solamnia y los campos fértiles de Istar. Ambos atacados se alían, logrando que los bandidos se replieguen de nuevo hacia las montañas.

850-727 AC: Guerras Comerciales
Las estrictas leyes comerciales de Istar irritan a los kender de Balifor, que comienzan una guerra comercial. Tras años de acciones militares y legales, Istar es derrotada y firma el Kendermeld, o Impuesto Kender, excluyéndolos de las normas.

673-630 AC: Confrontación de Istar y los Elfos
La expansión de Istar amenaza a los mercaderes marítimos de Silvanesti. Escaramuzas en el mar llevan a los elfos a bloquear Istar con éxito. El asediado reino apela a los Solámnicos, que persuaden a los elfos para permitir que Istar firme el Tratado de la Vaina de la Espada en el Elfmeld. Istar aprende el valor de la negociación sobre las tácticas de fuerza bruta.

600 a 280 AC: Solidificación de la alianza Solamnia-Istar.

Las dos grandes naciones humanas experimentan una interdependencia progresiva. Los Caballeros de Solamnia se constituyen en la fuerza militar de ambas, mientras que los talentos artísticos y pedagógicos de Istar divulgan su saber por todo el continente. La capital de la cultura no tarda en destacar como elemento predominante.

530-522 Escaramuzas en Kernen
Los ogros de la nueva nación de las Khalkist, Kernen, intentan establecer rutas comerciales, pero Thoradin, Istar, y los Caballeros de Solamnia se lo impiden. Thoradin firma el Tratado de la Vaina de la Espada, así como el Dwarfmeld: un exclusivo trato comercial con Istar.

490-476 AC: Forajidos
Solamnia empieza a depender del comercio Istariano, de la moneda, y de los ideales. Mientras tanto, los bárbaros de Khur, Nordmaar y Estwilde, están resentidos por las rutas comerciales Istarianas, asaltando sus caravanas. Llamándoles agentes de los dioses de la oscuridad, Istar convence a Solamnia para que ataque a los bárbaros y renuncie al Tratado de la Vaina de la Espada.

460-280 AC: Paz en la Tierra
Istar, centro del comercio, impuestos y arte, gobierna todo Ansalon.

280 AC: Nombramiento del primer Príncipe de los Sacerdotes.

La ciudad de Istar es proclamada eje del mundo y, pretendiendo ser la guía moral del mundo, nombra a un Príncipe de los Sacerdotes.. El ungimiento del primer Príncipe de los Sacerdotes intensifica el vínculo existente entre el poder militar de Solamnia y el liderazgo espiritual de Istar. Solamnia aprovecha este empeño para promover el Bien. Sin embargo, el Príncipe de los Sacerdotes cae pronto en asuntos mundanos, descuidando las necesidades del espíritu. Los istarianos, en su creída superioridad moral, repiten el error del antiguo imperio ogro: suprimen la libertad de cada individuo en favor de decretos nacionales del Príncipe de los Sacerdotes y su corrupta iglesia. Silvanesti se muestra hostil hacia Istar, pero pocos notan los signos de la inminente perdición.

260-212 AC: El Templo de Istar
Los más exquisitos artesanos del mundo construyen un templo que deje constancia, ante los dioses y el universo entero, de la gloria de la urbe.

212 AC: Apertura del Templo.

El Príncipe bendice el Templo de Istar -el más bello ejemplo de arquitectura nunca realizado- e instala en él su residencia.

250-100 AC: La Corrupción de la Justicia
Istar reprime la independencia de cualquiera que no esté de acuerdo con la política y divinidad del Príncipe de los Sacerdotes. Los elfos, disgustados por la arrogancia de los humanos, se aíslan en sus bosques.

250 a 100 AC: Distanciamiento de los elfos.

Los elfos de Silvanesti, defraudados por el frenético ritmo de vida de los humanos y su vana arrogancia, se rtiran a los bosques. Interrumpen el comercio con el mundo exterior y prohiben la entrada a los visitantes.

 

118 AC: Proclamación del Manifiesto de la Virtud.

El Príncipe de los Sacerdotes declara que hasta la malevolencia más insignificante es una afrenta contra los dioses y la humanidad. Se confecciona una lista de acciones censurables, rígidamente definidas (la Proclamación del Manifiesto de la Virtud); a quienes sean hallados culpables de cometer una de estas acciones se les confiscará tierras y propiedades, y serán esclavizados o condenados a muerte. El dignatario designa a unos clérigos del bien para que viajen por Krynn e informen de las vilezas de comunidades e individuos. Los clérigos de Istar comienzan a perder su magia clerical conforme se van alejando de las enseñanzas de sus dioses y se convierten meramente en un pelotón de ejecución a las órdenes del Príncipe de los Sacerdotes. Por otro lado, los Caballeros de Solamnia están bastante desorganizados y dependen del comercio con Istar para resistir sus leyes.

 

94 AC: Aprobado el exterminio de las razas perversas.

No satisfecho con el Manifiesto de la Virtud, el Príncipe  de los Sacerdotes agrega y sanciona una cláusula en la cual se estipula que ciertas razas -globins y ogros- son malignas por antonomasia y deben ser exterminadas. Se ofrecen cantidades de dinero sustanciales, y los cazadores de recompensas se lanzan a eliminar a tales criaturas.

 

80 a 20 AC: Aumento del poder clerical.

Con pleno consenso del Príncipe de los Sacerdotes, el clero incrementa de manera notable su influencia sobre la vida istariana. Se requiere el permiso previo de la iglesia para los casamientos, contratos comerciales y expediciones militares.
Esta pujanza de los sacerdotes va unida al declive de los magos. Clasificados como una pertinaz e irredenta fuente de maldad, los hechiceros son relegados al ostracismo y cazados como animales. En este momento, los clérigos de Istar han perdido todas sus habilidades mágicas.

 

41 AC: El Punto de No Retorno
El Príncipe de los Sacerdotes comienza a planear su ascenso a la divinidad.

 

19 AC: Ataque a la Hechicería
Apremiadas por el Príncipe de los Sacerdotes, las gentes de Ansalon sitian las cinco Torres de Alta Hechicería, y pronto ocupan la de las Ruinas y la de Daltigoth. Los magos en el interior de esas dos, no deseando que las multitudes liberen la furia mágica, destruyen las Torres. Temeroso de la incontrolada magia que podría ser liberada al destruir todas las Torres, el Príncipe de los Sacerdotes garantiza a los magos un exilio seguro si dejan intactas las Torres. Un mago Túnica Negra echa una maldición sobre la Torre de Palanthas: Cayendo desde el tejado de la Torre, se empala sobre la verja de entrada, expulsando a todos de la torre hasta que el "Amo del Pasado y el Presente" vuelva. El Príncipe de los Sacerdotes reclama la Torre de Istar para su alojamiento privado. Solamente la Torre de Wayreth en Qualinesti permanece en manos de los magos.

 

6 AC: Edicto del Control del Pensamiento.

El mandatario istariano afirma que los malos pensamientos son precursores de las malas acciones, y autoriza a sus clérigos a valerse de encantamientos de percepción extrasensorial a fin de liberar al mundo de la iniquidad en su propia raíz: la mente humana.

 

1 AC: Los Últimos Días
El Príncipe de los Sacerdotes pretende elevarse a la divinidad y ordenar a los dioses que cumplan sus deseos. Encolerizados, los dioses envían trece advertencias para avisar a la gente condenada, pero nadie presta atención a los signos.  Los árboles lloran sangre, los fuegos se apagan o arden sin control, y algunos ciclones azotan el Templo del príncipe. Los verdaderos clérigos desaparecen de Krynn en la Víspera de Yule (ahora también conocida como "la Noche de los Hados"), llamados a los cielos por sus dioses. El Caballero de Solamnia Lord Soth, aun dándole la posibilidad de salvar Krynn del Cataclismo, lo rechaza.

 

0: El Cataclismo
La ira de los dioses desciende sobre Krynn.  En el decimotercero día cae del cielo una montaña ígnea.
Istar es destruida y se hunde bajo la superficie del recién creado Mar Sangriento. Ergoth se separa del continente y se parte en dos islas. Las aguas se vierten sobre el centro de Ansalon, formando el Nuevo Mar. En el Sur el agua retrocede y la tierra se eleva. La ciudad portuaria de Tarsis queda indemne, pero a muchos kilómetros del mar. El Templo del Príncipe se desintegra en la explosión y sus fragmentos se dispersan por los distintos planos del universo.

 

 
  Total visitantes 150854 visitantes¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=